Página principal

Ayer miércoles, 23 de abril se realizó la primera de las Jornadas de “Nunca es tarde: Experiencia y Prudencia”, con el objetivo de mejorar la concienciación de las personas mayores, tanto en su faceta de conductores como de peatones, adaptando su comportamiento a la evolución de sus capacidades físicas, evitando y/o reduciendo los accidentes y las secuelas o lesiones irreversibles en este grupo poblacional.

En la inauguración participó Dª. Pilar González de Frutos, Presidenta de Unespa, que indicó que “en España hay tipología muy clara de víctima de accidente de tráfico, formada por la persona de edad avanzada, que muchas veces ha abandonado su hábitat de toda la vida, normalmente una ciudad o pueblo menos poblado, para trasladarse, con sus hijos tal vez, a la periferia de la gran ciudad, dónde se enfrenta a una realidad que no controla ni conoce”. 

Igualmente, el Presidente de la Federación Nacional ASPAYM, Alberto de Pinto Benito, resaltó la importancia para ésta organización el poder contar con apoyos como UNESPA para impulsar acciones de prevención de la lesión medular. Acompañaron al acto de inauguración, el Vicepresidente de la Federación Nacional ASPAYM, José Ramón del Pino Gómez, y el Presidente de ASPAYM Madrid y de la Fundación del Lesionado Medular, Miguel Ángel García Oca.

El primer ciclo de Jornadas “Nunca es tarde: experiencia y prudencia” comienza el próximo 23 de abril en Madrid, contando con la colaboración de Aspaym Madrid y  la Fundación del Lesionado Medular para el desarrollo de las mismas.  

Estas jornadas tienen como objetivo, mejorar la concienciación de las personas mayores, tanto en su faceta de conductores como de peatones, adaptando su comportamiento a la evolución de sus capacidades físicas, evitando y/o reduciendo los accidentes y las secuelas o lesiones irreversibles en este grupo poblacional.

Como ha indicado la  Dirección General de Tráfico, en los últimos años se ha producido un “cambio sustancial” en el riesgo de tener un accidente según la edad, así mientras que antes se observaba un mayor riesgo en los jóvenes, ahora se observa un repunte del riesgo a partir de los 65 años.

En este sentido, el  proyecto “Nunca es tarde: experiencia y prudencia”, se dirige a las personas mayores con unas características concretas:

•Personas mayores conductores que ven afectadas sus capacidades derivadas del envejecimiento biológico, pero que no por ello deben dejar de conducir.

•Personas mayores peatones o usuarios de cualquier tipo de transporte.

•Personas con movilidad reducida.

El programa “Atención Integral al Nuevo Lesionado Medular y/o sus familias” opta a los I Premios Fundación Pilares a las Buenas Prácticas relacionadas con el modelo de Atención Integral y Centrada en la persona, promovidos por la Fundación Pilares.

Este programa, coordinado por la Federación Nacional ASPAYM y ejecutado por sus asociaciones integrantes, es uno de los candidatos en la primera fase de votación ON LINE, dentro de la categoría “Servicios o programas de atención o intervención”, y serán los ciudadanos que quieran participar los que con su voto ayuden a llegar a la segunda fase en la cual un jurado experto decida el ganador.

El programa “Atención Integral al Nuevo Lesionado Medular” , consiste en ofrecer un acompañamiento al lesionado medular y sus familias y/o allegados, actuando durante las fases y/o etapas de gran importancia, como son: el periodo hospitalario y el post-hospitalario, interviniendo de forma integral  en las necesidades del nuevo lesionado medular y sus familias, desde el propio centro hospitalario y en la vuelta al domicilio, a través del equipo profesional y voluntarios lesionados medulares veteranos de ASPAYM.

Este programa que lleva desarrollándose desde el año 2007, ha beneficiado a un total de 6017 personas, 2067 nuevos lesionados medulares y 3950 familiares y/o allegados de los mismos, y ha contado con la participación imprescindible de 59 voluntarios lesionados medulares.