Página principal

Durante 3 días han recorrido etapas tan significativas como Sahagún, Hospital de Órbigo, Cubillos del Sil, San Justo de la Vega y Astorga.

Tras varios días de peregrinaje a Santiago de Compostela y 9 km recorridos, más de 35 personas con alto grado de discapacidad han finalizado el Camino de Santiago. Acompañados de familiares, trabajadores de ASPAYM Castilla y León y autoridades, los peregrinos han finalizado lo que para muchos ha sido su primer peregrinaje. Con el objetivo de favorecer la inclusión y poner de manifiesto la falta de accesibilidad de determinadas rutas turísticas, así como sensibilizar a la sociedad y profesionales del sector de la necesidad y la importancia de disponer de destinos accesibles, el grupo compuesto por más 100 personas ha llegado a la ciudad gallega.

La Jornada realizada en Cuenca, ha permitido conocer los riesgos y mejorar las actitudes en seguridad vial de más de las 30 personas mayores que asistieron a las Jornadas.

El Acto de Inauguración tuvo lugar en la en el Salón de Actos de Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de los Servicios Periféricos (C/ Hervás y Panduro 1), e intervinieron José Ramón del Pino Gómez, vicepresidente de la Federación Nacional Aspaym, Heliodoro Pérez Ferrer, presidente provincial de la asociación provincial de Pensionistas y Jubilados “San Julián UDP” de Cuenca y Antonio Enero, jefe de servicio de Mayores y Discapacidad.

José Ramón del Pino, explicó que la labor de Aspaym “siempre ha sido la concienciación”, dentro del colectivo de personas con lesión medular, pero “nos hemos dado cuento de que también debíamos trabajar los accidentes de tráfico en mayores. De esta forma, gracias a la concesión del III Premio de Seguridad Vial de Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) y a la donación de la Fundación de la Mutua General de Seguros (MGS), han realizado estas jornadas dedicadas a “concienciar sobre los factores de riesgo y adoptar o entrenar nuevos hábitos” en mayores.

•Cuenca acoge una nueva edición de las Jornadas "Nunca es tarde: experiencia y prudencia", con la colaboración de Aspaym Cuenca, en el Salón de Actos de Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales de los Servicios Periféricos.

•Estas jornadas se llevan a cabo gracias al III Premio de Seguridad Vial de Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) y a la donación de la Fundación de la Mutua General de Seguros (MGS)

El primer ciclo de las Jornadas “Nunca es tarde: experiencia y prudencia”, que comenzó el pasado 23 de abril en Madrid, nacen con el objetivo de mejorar la concienciación de las personas mayores, tanto en su faceta de conductores como de peatones, adaptando su comportamiento a la evolución de sus capacidades físicas, evitando y/o reduciendo los accidentes y las secuelas o lesiones irreversibles en este grupo poblacional.

El desarrollo de estas jornadas es posible gracias a la concesión del III Premio de Seguridad Vial de Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) y a la donación de la Fundación de la Mutua General de Seguros (MGS).