Página principal

•Por séptimo año, distintos voluntarios de la Federación Nacional ASPAYM estarán presentes en algunos de los controles diarios de alcoholemia 

•“No corras, no bebas… no cambies de ruedas” es la campaña de sensibilización que ASPAYM lleva desarrollando desde hace 7 años.

Personas con lesión medular de la Federación Nacional ASPAYM (Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos), concienciarán a los conductores en los controles de alcoholemia, dentro de la campaña de prevención de la lesión medular por accidentes que se desarrolla en colaboración con la Dirección General de Tráfico y la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, que este año tiene como objetivo “Saca tus drogas de la circulación”.

Bajo el lema “No Corras. No Bebas… No Cambies de Ruedas”, el objetivo es  concienciar a los conductores de los vehículos retenidos en los distintos controles sobre el grave riesgo que supone para la conducción el consumo de alcohol.

La presentación de dicha Campaña, ha contando con la presencia de la Directora General de Tráfico, María Seguí, quien ha destacado que “hace 30 años se empezó a intentar erradicar una de las primeras causas de muerte de tráfico: el alcohol. Los datos de 2013 nos dicen que un 4,1% de los conductores dan positivo en los controles de consumo de sustancias ilegales y el 3,3% están conduciendo bajo niveles ilegales de alcohol. Y aún hoy, todavía no hemos erradicado el alcohol en nuestra conducción”

Asimismo, dicho acto ha contado con la presencia de D. José Ramón del Pino Goméz, Vicepresidente de la Federación Nacional ASPAYM y Dña. Clara Cuenca Galán, Directora de Programas y Proyectos.

•El pasado año hubo cinco ingresos por este tipo de accidentes, todos jóvenes varones con un traumatismo a nivel de vértebras cervicales

•Parapléjicos apela a la complicidad de familias, gestores de piscinas y zonas de baño y redes sociales.

El año pasado ingresaron en el Hospital Nacional de Parapléjicos cinco personas con lesión medular por accidente de zambullida. Todos ellos varones y jóvenes, con una edad media de 32 años. Todas las lesiones se produjeron a la altura de las vértebras cervicales, lo que les provocaron una tetraplejia, si bien la mayoría fueron lesiones medulares incompletas.

Para poner fin a esta realidad, que se repite cada verano, la mejor estrategia es tan sencilla como la prudencia. En consecuencia, este verano la campaña  destinada a la prevención de lesiones medulares por una mala zambullida  tiene como eslogan “Que un mal salto no te trunque el verano, ni la vida”.