Página principal

La entidad secunda al CERMI en sus reclamaciones al Ministerio de Derechos Sociales

 

En estos momentos, seguimos inmersos en la crisis sanitaria, social y económica producida por la pandemia COVID-19. Una situación que no ha hecho más que acrecentar la relevancia e importancia del trabajo de las entidades estatales de acción social para las personas más vulnerables. 

Y es que las entidades estatales tienen una importante labor de vertebración, coordinación y creación de conocimiento, que las hace valiosas e imprescindibles para sus entidades miembros (de carácter autonómico y local). Durante esta crisis, se ha puesto de manifiesto esta importancia en la coordinación de esfuerzos, en la aceleración de la transformación necesaria, y en la puesta a disposición de canales y herramientas que favorecieran la toma de decisiones en la acción directa de nuestras entidades.

Por ello, desde la Federación Nacional ASPAYM pedimos al Gobierno que no limite el apoyo económico público al Tercer Sector de Acción Social de ámbito estatal. Y que garantice el cumplimiento de los acuerdos adoptados durante los últimos años en línea con lo manifestado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi). 

 

 

  • La Federación Nacional ASPAYM y la Fundación ASPAYM Castilla y León impulsan esta acción dentro del proyecto ‘Plan de Voluntariado ASPAYM’
  • Dentro de la capacitación se incluyen temas específicos relacionados con el voluntariado durante la situación del COVID-19, la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través del voluntariado de personas con discapacidad y la perspectiva de género dentro del Plan Estratégico.

 

Esta mañana ha tenido lugar, por videoconferencia, la presentación del programa “El valor de nuestras acciones: análisis y capacitación del voluntariado”, impulsado por la Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) y la Fundación ASPAYM Castilla y León, en el que participarán 12 de las asociaciones de ASPAYM: Fundación del Lesionado Medular, ASPAYM Albacete, ASPAYM Baleares, ASPAYM Cádiz, ASPAYM Córdoba, ASPAYM Cuenca, ASPAYM Jaén, ASPAYM Málaga, ASPAYM Murcia, ASPAYM Sevilla, ASPAYM Toledo y ASPAYM Comunidad Valenciana.

Este programa, que se encuadra dentro del proyecto ‘Plan de Voluntariado ASPAYM’, está sujeto a la convocatoria de subvenciones del año 2019 para la realización de actividades de interés general con cargo a la asignación tributaria del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, correspondientes a la Secretaría de Estado de Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

El acto ha contado con la participación de Francisco J. Sardón Peláez, secretario de finanzas de la Federación Nacional ASPAYM; Jesús Celada Pérez, director general de Políticas de Discapacidad, Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030; Natalia Neira Carrión, coordinadora de Desarrollo Asociativo y Juventud; y Roberto López, técnico de ASPAYM Juventud/Fundación ASPAYM CYL.

Durante sus intervenciones, han explicado la importancia de implantar esta capacitación en el tejido asociativo de ASPAYM ya que la formación se ha convertido en un derecho para las personas voluntarias y una obligación para las entidades tras la entrada en vigor de la Ley Voluntariado.

Por ello, han informado que esta capacitación está dirigida a los profesionales encargados del voluntariado en cada una de las entidades ASPAYM, para que puedan atender con la mejor calidad y seguridad a sus usuarios/as, dando a conocer en ella los aspectos fundamentales sobre la discapacidad, apoyos necesarios, movilizaciones, etc…

Durante la ejecución de este programa, se realizará una capacitación on-line de los responsables de voluntariado para mejorar la coordinación e implantación de acciones de este tipo; se elaborará e implantará un ‘Plan de Voluntariado’ en cada uno de los territorios dónde ASPAYM tiene presencia; y se llevará a cabo un seminario participativo de buenas prácticas.

Actualmente, dentro del tejido asociativo de ASPAYM, colaboran cerca de 500 voluntarios, por lo que se ha considerado fundamental profesionalizar los procesos de incorporación, formación, promoción y participación del voluntariado.

Fuente: CERMI Estatal

Los conductores con movilidad reducida ya no tendrán que acudir presencialmente a las sedes de las Jefaturas Provinciales de Tráfico para la renovación de sus permisos de conducción, según han confirmado a Europa Press fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT), que materializa así la petición del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI).

Hasta ahora, los conductores con movilidad reducida tenían que acudir presencialmente a los centros de reconocimiento como primer paso, para luego proseguir con la tramitación de la renovación de su permiso acudiendo presencialmente a una Jefatura Provincial de Tráfico.

Pero a partir de ahora, bastará con acudir al centro de reconocimiento, que tramitará vía telemática la renovación, tal y como ya se hace en aquellos conductores que no tienen movilidad reducida.

De este modo, solo será necesario personarse en la Jefatura Provincial cuando haya modificaciones en las adaptaciones del vehículo y estas deban ser evaluadas, pero no para la renovación si no implica cambios en las mismas.

El CERMI agradece a Tráfico que haya sido «receptivo» a esta petición del sector de la discapacidad que «alivia las cargas administrativas de los conductores con discapacidad, para los que el vehículo es un instrumento esencial para su libertad de desplazamiento y su autonomía personal».