Página principal

La entidad secunda al CERMI en sus reclamaciones al Ministerio de Derechos Sociales

 

En estos momentos, seguimos inmersos en la crisis sanitaria, social y económica producida por la pandemia COVID-19. Una situación que no ha hecho más que acrecentar la relevancia e importancia del trabajo de las entidades estatales de acción social para las personas más vulnerables. 

Y es que las entidades estatales tienen una importante labor de vertebración, coordinación y creación de conocimiento, que las hace valiosas e imprescindibles para sus entidades miembros (de carácter autonómico y local). Durante esta crisis, se ha puesto de manifiesto esta importancia en la coordinación de esfuerzos, en la aceleración de la transformación necesaria, y en la puesta a disposición de canales y herramientas que favorecieran la toma de decisiones en la acción directa de nuestras entidades.

Por ello, desde la Federación Nacional ASPAYM pedimos al Gobierno que no limite el apoyo económico público al Tercer Sector de Acción Social de ámbito estatal. Y que garantice el cumplimiento de los acuerdos adoptados durante los últimos años en línea con lo manifestado por el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).