Página principal

Ayer miércoles, 23 de abril se realizó la primera de las Jornadas de “Nunca es tarde: Experiencia y Prudencia”, con el objetivo de mejorar la concienciación de las personas mayores, tanto en su faceta de conductores como de peatones, adaptando su comportamiento a la evolución de sus capacidades físicas, evitando y/o reduciendo los accidentes y las secuelas o lesiones irreversibles en este grupo poblacional.

En la inauguración participó Dª. Pilar González de Frutos, Presidenta de Unespa, que indicó que “en España hay tipología muy clara de víctima de accidente de tráfico, formada por la persona de edad avanzada, que muchas veces ha abandonado su hábitat de toda la vida, normalmente una ciudad o pueblo menos poblado, para trasladarse, con sus hijos tal vez, a la periferia de la gran ciudad, dónde se enfrenta a una realidad que no controla ni conoce”. 

Igualmente, el Presidente de la Federación Nacional ASPAYM, Alberto de Pinto Benito, resaltó la importancia para ésta organización el poder contar con apoyos como UNESPA para impulsar acciones de prevención de la lesión medular. Acompañaron al acto de inauguración, el Vicepresidente de la Federación Nacional ASPAYM, José Ramón del Pino Gómez, y el Presidente de ASPAYM Madrid y de la Fundación del Lesionado Medular, Miguel Ángel García Oca.

Posteriormente, la Dra. Victoria Bares Jalón, Gerente de la Unidad Médica de Mutua Madrileña y miembro del Comité Médico de UNESPA, acercó los factores de riesgos asociados a la edad: pérdida de capacidades físicas y psicológicas, e ingesta de medicamentos; D. Luis Ángel Peñuelas Abanades, Enfermero de la Residencia de la Fundación del Lesionado Medular, aportó consejos prácticos para tener hábitos y conductas saludables que mejoren la calidad de vida y reducen el riesgo de sufrir un accidente en las personas mayores; Dª  Clara Cuenca Galán, Directora de Programas, y Dª Marta Tante García, Trabajadora Social de la Federación Nacional ASPAYM, abordaron el papel de la persona mayor como conductor y peatón, ofreciendo pautas para reducir los riesgos. 

La Jornada finalizó con el testimonio de dos voluntarios de la Fundación del Lesionado Medular y Aspaym Madrid, que trasladaron su experiencia personal acerca de lo que conlleva la lesión medular a consecuencia de un accidente de tráfico.

El desarrollo de estas jornadas es posible gracias a la concesión del III Premio de Seguridad Vial de Asociación Empresarial del Seguro (Unespa) y a la donación de la Fundación de la Mutua General de Seguros (MGS).

Para saber más sobre estas Jornadas accede al espacio "Nunca es tarde: experiencia y prudencia"

Inauguración Jornadas Nunca es Tarde:experiencia y prudencia