Página principal

  • La Federación Nacional ASPAYM y el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, instalarán un parque infantil inclusivo para niños y niñas con discapacidad en este centro de referencia, cuyas obras ya han comenzado. 
  • El proyecto “Aquí jugamos todos” permitirá habilitar un espacio de juego para los niños y niñas hospitalizados, dónde compartir su tiempo con independencia de capacidades, cumpliendo el derecho del niño de disfrutar plenamente de juegos y recreaciones en igualdad de oportunidades.

 

La Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) y la Fundación Soliss han firmado hoy el acuerdo de colaboración que permitirá sumar esfuerzos para hacer realidad el parque infantil inclusivo.

El acto ha tenido lugar esta mañana, a las 12:30 horas, en las instalaciones de la Fundación Soliss (Cuesta Águila, 5 - Toledo), y ha contado con la presencia de Eduardo Sánchez Butragueño, director de la Fundación Soliss, y José Ramón del Pino, presidente de la Federación Nacional ASPAYM.

 

 

Durante el evento, ambos representantes han explicado la importancia de la colaboración para llevar a cabo el proyecto “Aquí jugamos todos”. “Nos hace especial ilusión presentar este acuerdo. Nos llena de orgullo apoyar un proyecto como este y consideramos que es parte de nuestra responsabilidad”, enfatizó Eduardo Sánchez.

Por su parte, José Ramón del Pino señaló: “Queremos agradecer a la Fundación Soliss las facilidades que nos ha ofrecido en todo momento para colaborar en este proyecto. Un acuerdo que permitirá a los niños y niñas, con y sin discapacidad, disfrutar del ocio de manera inclusiva”.

La suma de todos estos esfuerzos permitirá a la Federación Nacional ASPAYM y al Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, instalar un parque infantil inclusivo para niños y niñas con discapacidad en este centro de referencia, que reúna las condiciones de accesibilidad universal y diseño para todos.

El proyecto “Aquí jugamos todos” habilitará un espacio de juego para los niños y niñas hospitalizados de este centro, dónde compartir su tiempo con independencia de capacidades, cumpliendo el derecho del niño de disfrutar plenamente de juegos y recreaciones en igualdad de oportunidades.

Además, con este proyecto se ampliarán los entornos físicos para el desarrollo de tratamientos y terapias, así como se conseguirá dotar de espacios de juego y socialización para los niños y niñas con y sin discapacidad, y para los padres o adultos que los acompañan.