Página principal

  •  Un año más, la Federación Nacional ASPAYM y Cruz Roja suman esfuerzos para dar a conocer los riesgos que supone la práctica de estas actividades y prevenir las lesiones irreversibles que provocan una inadecuada zambullida.

La campaña “TIRATE CON CABEZA” comienza hoy, para concienciar y sensibilizar de los riesgos que provocan los saltos incorrectos en el agua, así como prevenir y reducir las secuelas y lesiones irreversibles por este tipo de accidentes.

Distintos estudios, señalan que las zambullidas son la causa del 6% de las lesiones medulares en España, y más específicamente en el último análisis de ASPAYM, se ha detectado que este perfil se corresponde con mayor frecuencia entre los varones jóvenes.

Estas lesiones se producen tanto por el impacto de la cabeza contra el fondo u otros objetos como por el golpe con la superficie del agua a gran velocidad al lanzarse desde altura.

Las zambullidas y este tipo de saltos, pueden conllevar consecuencias fatales si afectan a la zona cervical. Estas lesiones pueden producir parálisis inmediata y ahogamiento, tetraplejias completas e incompletas, hemiplejias, o lesiones en la cabeza que conllevan problemas cerebrales, entre otros.

 

 

“Todos los años lanzamos el mensaje de prevención ante estas acciones imprudentes e incidimos en la importancia de concienciar a las personas de las posibles consecuencias irreversibles de una zambullida. Este tipo de saltos pueden resultar muy peligrosos, y se nos debe quitar de la cabeza la idea de que “a mí no me pasa”, cuando es algo que le puede ocurrir a cualquiera”, explica José Ramón del Pino, presidente de la Federación Nacional ASPAYM.

Además, José Ramón incide en la “importancia de respetar las normas de seguridad en las zonas de baño y atender los consejos de los profesionales para que no ocurra ningún accidente”.

“Cruz Roja confía en la sensibilización y educación como herramientas fundamentales para la prevención de accidentes y reducir el impacto de los mismos en la salud de las personas”, señala Carmen Martín Muñoz, Directora de Salud de Cruz Roja.

Para el desarrollo de la campaña, y como valor principal de la misma, se cuenta con la participación directa de los propios afectados por una lesión medular a causa de una zambullida, que trasladarán, voluntariamente, su testimonio y experiencia personal demostrando al mismo tiempo las consecuencias y secuelas de los actos imprudentes.

En esta edición, además, varias de nuestras entidades se pondrán en contacto con las Escuelas de Socorrismo de su localidad para hacerles llegar nuestra iniciativa y explicarles in situ los mensajes de nuestra campaña.

El motivo de este acercamiento se debe a que consideramos necesario que las personas que van a trabajar de manera directa en las diferentes actividades realizadas en el agua, conozcan los consejos de prevención y seguridad pertinentes, así como los pasos a seguir en caso de un accidente. 

Asimismo, están a disposición trípticos (pulsa en el siguiente enlace) para las zonas habilitadas de baño (piscinas, playas, ríos, parques acuáticos…) en los que se visibilizan los consejos de prevención y atención en caso de accidente.