Página principal

  • El proyecto “Aquí jugamos todos” permitirá habilitar un espacio de juego para los niños y niñas hospitalizados, dónde compartir su tiempo con independencia de capacidades, cumpliendo el derecho del niño de disfrutar plenamente de juegos y recreaciones en igualdad de oportunidades.

Hoy se ha celebrado el acto de entrega de “Reconocimientos a entidades de Castilla La Mancha” en el que el proyecto “Aquí jugamos todos” ha sido uno de los seleccionados. Este evento se ha llevado a cabo en la Dirección Territorial de Bankia ubicada en Toledo, contando con la intervención de Jaime Campos, director Territorial Castilla La Mancha y Extremadura de Bankia y Cristóbal Sánchez Blesa, subdirector general de Programas y Centros de Fundación Montemadrid y con la participación de José Ramón del Pino, Presidente de la Federación Nacional ASPAYM.

En este sentido, la Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) y la Fundación Montemadrid y Bankia dentro de la Convocatoria de Acción Social 2017, unen sus esfuerzos para impulsar acciones que mejoren la calidad de vida y la atención a las personas con lesión medular y sus familias durante el largo periodo de hospitalización en este centro de referencia.

Por estos motivos, se iniciará la instalación del parque infantil accesible e inclusivo “Aquí jugamos todos” dentro del Hospital Nacional de Parapléjicos para todos los niños y niñas con y sin discapacidad, creando y posibilitando al mismo tiempo, un entorno favorable y adaptado para que los padres con discapacidad acompañen a sus hijos/as y a la vez, hacer extensible los tratamientos de las terapias rehabilitadoras de este centro hospitalario.

Este centro de referencia de tratamiento de la lesión medular en España, y la Federación Nacional ASPAYM, han prestado hasta ahora, servicios de atención directa que han mejorado la autonomía personal de los pacientes y sus familias: atención social, acompañamiento entre iguales... En esta trayectoria, se ha detectado una necesidad no atendida hasta ahora, dirigida a los pacientes más jóvenes de este centro: ausencia de espacios abiertos de juego adaptados a su discapacidad.

Es por ello que este proyecto, se convierte en una necesidad para los pacientes que acuden al hospital, y para todos los niños y niñas con y sin discapacidad, que podrán acceder a un espacio de juego adaptado accesible, convirtiéndose en un recurso para toda la ciudadanía cumpliendo con la Ley General de derechos de las personas con discapacidad y de su inclusión social.

 Fotografía del evento