Página principal

La Federación Nacional ASPAYM realizó en marzo con la colaboración de Plena Inclusión Madrid uno de los cursos de los ciclos formativos “Me @dministro”, contando con la participación de 10 alumnos pertenecientes al programa Vulcano, cuyo objetivo es la intermediación laboral de personas con discapacidad intelectual en especial situación de vulnerabilidad, y cofinanciado por la Comunidad de Madrid y el Fondo Social Europeo.

El curso ha estado impartido por Gustavo A. Díaz, docente y experto en nuevas tecnologías, contratado en la Federación Nacional ASPAYM gracias a este proyecto, teniendo como base la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Esta formación se centró en los sistemas de identificación digital (DNIe y certificado Digital), y los servicios electrónicos de la Administración, mostrando los beneficios que proporcionan el uso de los mismos para la autonomía personal e inserción laboral de todas las personas.

 

 

En la entrega de diplomas del curso a los alumnos celebrada hoy en la sede de Plena Inclusión Madrid, la Fundación Vodafone España ha destacado que “el conocimiento y uso de los Servicios Telemáticos, y en especial aquellos que ofrecen las administraciones públicas a nivel estatal, autonómico y local. Servicios que abarcan posibilidades de empleo, sanidad, educación y ocio, documentación personal…, son  una meta irrenunciable para alcanzar la accesibilidad universal, y ofrecen mayores oportunidades para aquellos que más lo necesitan”. Asimismo, por parte de la Federación Nacional ASPAYM se incide en la importancia de colaborar en este tipo de iniciativas transversales, entre las entidades del tejido asociativo, para impulsar la participación ciudadana y la accesibilidad tecnológica en favor de la autonomía personal e inserción laboral.

De igual forma, desde Plena Inclusión Madrid consideran que hay que avanzar en la eliminación de las barreras existentes que los ciudadanos con discapacidad intelectual se encuentran a la hora de gestionar trámites con la Administración, y cursos de formación como éste contribuyen a reducir la brecha digital que generan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Durante los meses de enero, febrero y marzo, se han llevado a cabo numerosos cursos por todo el territorio español, contando con la participación siete asociaciones de ASPAYM, además del realizado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.