Página principal

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, el presidente de la Federación Nacional ASPAYM, José Ramón del Pino y Carlos Moro, presidente de Sin Alcohol SL, que comercializa los vinos sin alcohol Win, han firmado esta mañana convenios de colaboración que permitirán el uso del sello Sabor Social de ‘Tierra de Sabor’. Un distintivo, recogido en la Estrategia +Sabor, que tiene como objetivo reconocer el compromiso solidario de las empresas agroalimentarias de Castilla y León adheridas a la marca de garantía que colaboren con las distintas entidades sociales de la Comunidad.

El corazón morado de ‘Tierra de Sabor’ continúa ampliando su presencia y para ello esta mañana se han firmado dos acuerdos de colaboración, uno entre la Consejería de Agricultura y Ganadería y la Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) y otro entre ASPAYM y la empresa Sin Alcohol SL. El primero para fomentar y difundir la contribución social de la marca de garantía ‘Tierra de Sabor’, sello que estará incluido en los vinos sin alcohol Win, y el segundo para colaborar en labores de prevención y concienciación sobre los accidentes de tráfico.

 

 

 

ASPAYM es una asociación sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública cuya misión es promover y fomentar toda clase de acciones y actividades dirigidas a mejorar la calidad de vida de las personas con lesión medular y gran discapacidad física, así como de los familiares y/o allegados de las mismas. Los valores que rigen la gestión de la organización y dan soporte a su cultura organizacional son la solidaridad, justicia, transparencia, participación, representatividad y democracia, eficiencia y sentido de pertenencia.

Con los convenios suscritos hoy, se permitirá el uso del sello Sabor Social en la web de ASPAYM y en todos aquellos actos promocionales que desarrolle esta asociación. Además, se promoverá y favorecerá la participación de las empresas con productos amparados por ‘Tierra de Sabor’ con la Federación Nacional ASPAYM. Por su parte, ASPAYM se compromete a difundir la participación, tanto de las industrias agroalimentarias adheridas como del propio sello de calidad de los productos amparados por ‘Tierra de Sabor,’ en los proyectos y programas que se desarrollen conjuntamente.

Además, la colaboración entre Sin Alcohol SL y ASPAYM permitirá que los vinos sin alcohol Win Tinto Crianza, Win Espumoso y Win Verdejo, que llevarán el sello Tierra de Sabor Social, incluyan mensajes de prevención sobre los accidentes de tráfico bajo una campaña de concienciación.

 

Sabor Social

Tierra de Sabor’, además de una marca de garantía que avala la calidad de los productos agroalimentarios de Castilla y León, es también un distintivo comprometido con la sociedad. La Consejería de Agricultura y Ganadería ha puesto en marcha el distintivo Sabor Social, un sello con el corazón morado que aglutina compromiso solidario, apoyo a las causas sociales y que reconoce y fomenta la aportación de las empresas agroalimentarias de Castilla y León a fundaciones solidarias o entidades benéficas.

Este marchamo, uno de los cinco sellos en los que se diversifica la marca de garantía ‘Tierra de Sabor’ –Sabor Artesano, Sabor Ecológico, Sabor Gourmet, Sabor Saludable y Sabor Social-, permite poner en valor el compromiso de las industrias agroalimentarias adheridas con entidades sociales de la Comunidad. Una iniciativa que va dirigida a todas las empresas de Castilla y León, ya que todas ellas pueden aportar beneficios sociales.

 

Beneficios para todos

Las fundaciones solidarias o entidades sociales participantes en esta iniciativa, además de obtener el compromiso de las industrias agroalimentarias, suman a sus beneficios la vinculación con la marca ‘Tierra de Sabor’ y sus valores, la promoción a través de la web y las redes sociales de la enseña del corazón amarillo, el patrocinio y/o colaboración en las actividades o eventos solidarios organizados por la entidad y la percepción, por parte de las empresas socialmente comprometidas, de producto agroalimentario o prestación de servicios que puedan ser destinados a obtener beneficios para la sociedad.

Las empresas cuyos productos llevan impreso este logotipo, además de contribuir a ayudar a la sociedad, cuentan con diversos beneficios como la promoción a través de la web de ‘Tierra de Sabor’ y sus redes sociales, la obtención de beneficios fiscales, la asociación de la compañía a unos valores vinculados a causas solidarias y la generación de ventajas competitivas, incorporando atractivos que diferencian sus productos y que, al mismo tiempo, les dan un valor añadido.

Las empresas agroalimentarias de la Comunidad interesadas en adherirse a Sabor Social deberán establecer un marco de colaboración con una entidad de carácter social suscribiendo, entre ambas partes, el contenido de la colaboración y la duración de la misma.

El corazón morado busca, además, el compromiso de los consumidores. Los clientes que adquieran los productos que lleven impreso el sello Sabor Social estarán contribuyendo a que esas industrias agroalimentarias ayuden a las fundaciones y entidades sociales con las que tengan acuerdos de colaboración a desarrollar sus objetivos.

Por su parte, la Junta de Castilla y León, con la creación de Sabor Social, se compromete a impulsar y promover la participación, en fines solidarios, de las empresas adheridas a ‘Tierra de Sabor’. Además, la Consejería de Agricultura y Ganadería ha creado un registro de empresas socialmente responsables, interesadas en formar parte de Sabor Social, y de entidades sociales declaradas de utilidad pública a las que pueden dirigirse sus aportaciones económicas.

 

Estrategia +Sabor

El protocolo firmado hoy con ASPAYM, cuya duración será de un año prorrogable, se enmarca en la Estrategia +Sabor diseñada por la Consejería de Agricultura y Ganadería. Esta línea de trabajo pone su foco en que la marca aparezca como un distintivo arraigado a la tierra, transmitiendo al consumidor que los productos distinguidos con el logo del corazón amarillo tienen especial vinculación con el sector primario de Castilla y León.

Esta iniciativa resalta cómo el poner en valor a los productores contribuye a generar riqueza y empleo especialmente en el medio rural de la Comunidad, mejorando la competitividad, los canales de comercialización y la innovación del producto para mejorar las ventas y el desarrollo del sector.

 

Vino sin alcohol Win

Win se elabora a partir de vinos blancos o tintos, procedentes de uvas de las variedades Verdejo o Tempranillo de viñedos situados en dos de las principales Denominaciones de Origen de nuestro país como son Ribera del Duero o Rueda.

Mediante un innovador método realizado en la Planta de Deconstrucción Molecular ubicada en Valbuena de Duero (Valladolid), se separan los aromas y el alcohol del resto de componentes del vino. Se trata de un proceso a través de un sistema conocido como Columna de Conos Rotatorios mediante el cual se minimiza el riesgo de pérdida de componentes aromáticos en el vino y se extrae el alcohol.

En estos vinos mantienen todas las propiedades beneficiosas para la salud del vino original, al contener polifenoles, antocianos y antioxidantes.

Los primeros mensajes incluidos en las botellas de Win Tinto Crianza, Win Espumoso y Win Verdejo se han presentado durante el acto: “Conduce como si no te fuera la vida en ello”, “Viaja, vive, vuelve” y “No corras, no bebas, no cambies de ruedas”.

La Federación Nacional ASPAYM realizó en marzo con la colaboración de Plena Inclusión Madrid uno de los cursos de los ciclos formativos “Me @dministro”, contando con la participación de 10 alumnos pertenecientes al programa Vulcano, cuyo objetivo es la intermediación laboral de personas con discapacidad intelectual en especial situación de vulnerabilidad, y cofinanciado por la Comunidad de Madrid y el Fondo Social Europeo.

El curso ha estado impartido por Gustavo A. Díaz, docente y experto en nuevas tecnologías, contratado en la Federación Nacional ASPAYM gracias a este proyecto, teniendo como base la inserción laboral de las personas con discapacidad.

Esta formación se centró en los sistemas de identificación digital (DNIe y certificado Digital), y los servicios electrónicos de la Administración, mostrando los beneficios que proporcionan el uso de los mismos para la autonomía personal e inserción laboral de todas las personas.

 

 

En la entrega de diplomas del curso a los alumnos celebrada hoy en la sede de Plena Inclusión Madrid, la Fundación Vodafone España ha destacado que “el conocimiento y uso de los Servicios Telemáticos, y en especial aquellos que ofrecen las administraciones públicas a nivel estatal, autonómico y local. Servicios que abarcan posibilidades de empleo, sanidad, educación y ocio, documentación personal…, son  una meta irrenunciable para alcanzar la accesibilidad universal, y ofrecen mayores oportunidades para aquellos que más lo necesitan”. Asimismo, por parte de la Federación Nacional ASPAYM se incide en la importancia de colaborar en este tipo de iniciativas transversales, entre las entidades del tejido asociativo, para impulsar la participación ciudadana y la accesibilidad tecnológica en favor de la autonomía personal e inserción laboral.

De igual forma, desde Plena Inclusión Madrid consideran que hay que avanzar en la eliminación de las barreras existentes que los ciudadanos con discapacidad intelectual se encuentran a la hora de gestionar trámites con la Administración, y cursos de formación como éste contribuyen a reducir la brecha digital que generan las nuevas tecnologías de la información y la comunicación.

Durante los meses de enero, febrero y marzo, se han llevado a cabo numerosos cursos por todo el territorio español, contando con la participación siete asociaciones de ASPAYM, además del realizado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo.  

  • Esta iniciativa está coordinada por la Federación Nacional ASPAYM (Asociación de personas con lesión medular y otras discapacidades físicas) y se desarrollará en quince provincias a través de sus entidades federadas.

La campaña “Discapacidad y Seguridad Vial” de ASPAYM que ya se está desarrollando, incluye charlas en los centros escolares dirigidas a los alumnos con edades comprendidas entre los 8 y 11 años, en los que se trabajará principalmente, las consecuencias que tienen las actitudes no responsables en seguridad vial a través de la figura de un niño que, tras un accidente de tráfico, tiene una lesión medular.

Estas charlas también permitirán acercar las múltiples capacidades de las personas con discapacidad con mensajes positivos de tolerancia y empatía con las diferencias.

Finalizadas las charlas, se entregará a los escolares un carnet acreditándole que ha superado los conocimientos para ser un ciudadano responsable en seguridad vial y atención a la discapacidad.

Asimismo, se abrirá el plazo para la recepción de trabajos dentro del II Concurso Nacional de Dibujo Escolar, donde se plasmarán los resultados de todo lo aprendido durante el desarrollo de la jornada.

 

 

 

Antes del 9 de junio se resolverá el fallo del jurado, que está formado por Borja Fanjul, director del Real Patronato sobre Discapacidad, Francisco Valencia, director general de la Fundación Línea Directa, Marta Solano, presentadora del programa de TVE “Seguridad Vital”, Bartolomé Beltrán, director de Prevención y Servicios Médicos de ATRESMEDIA, Alberto de Pinto, anterior presidente de la Federación Nacional ASPAYM y miembro de la Junta Directiva de ASPAYM Toledo, Clara Isabel Cuenca, directora de servicios y programas de la Federación Nacional ASPAYM, y Elena Almendros, ganadora del I Concurso Nacional de Dibujo Escolar: Discapacidad y Seguridad Vial (Curso 2015-2016).

La Campaña “Discapacidad y Seguridad” se desarrolla gracias al apoyo de la Dirección General de Tráfico y la colaboración del Real Patronato sobre Discapacidad y la Fundación PONS.

Desde hace más de 10 años, ASPAYM desarrolla un programa de jornadas de sensibilización dirigido a niños y niñas de educación infantil y primaria, fomentando valores de ciudadanía y actitudes responsables hacia el logro de una concienciación sobre la fragilidad de nuestro cuerpo, divulgando las consecuencias que pueden tener las actitudes no responsables.